Ultrasonido Control Ratones

CARACTERÍSTICAS:
1. Cobertura: Áreas diáfanas de 500 m2 en interiores y 100 m2 en exteriores cubiertos.
2. Medidas: 12 cm * 12 cm * 6,4 cm.
3. Alimentación de energía: 115- 230Voltios.
4. Indicador de uso: LED fijo.
5. Bajo consumo 4/10W.

FORMAS DE USO:
1. Conecte el ultrasonido a la red eléctrica en el área que desea proteger. No lo coloque en lugares escondidos, detrás de cortinas ni muebles. Evite obstruir la rejilla de la parte delantera. Colóquelo en zonas despejadas de mobiliario para una mejor dispersión de las ondas.
2. Al conectarse el indicador luminoso LED se enciende fijamente y empieza a actuar.
3. El resultado de la acción del ultrasonido se refleja entre 1 y 3 semanas después de uso continuo.
4. Es posible el incremento del avistamiento de la plaga en los primeros días, mientras buscan un lugar en donde no escuchen el sonido molesto.
5. Como medida preventiva deje conectado el ultrasonido después de que las plagas hayan desaparecido.
6. El ultrasonido es vulnerable a golpes o humedad.
7. Este producto no debe ser manipulado por niños.
8. Para mayor información leer el folleto anexo al producto.

GARANTIA: 6 meses por defecto de fabricación.

TECNOLOGÍA DEL ULTRASONIDO:
1. Los ultrasonidos son ondas de alta frecuencia que no son percibidos por las personas, pero si por animales con mayor capacidad auditiva y sensitiva. Los ultrasonidos perturban a los animales molestos y los obliga a dejar el área de acción.
2. Cada modelo esta calibrado con una frecuencia y potencia determinadas según sea el animal a ahuyentar, siendo específico para cada plaga.
3. Las ondas de ultrasonido son emitidas en todas las direcciones, como la luz emitida por un fluorescente. Los materiales duros (paredes, techos, mobiliarios y vidrios) permiten mejor el esparcimiento de las ondas mediante su rebote en ellos, mientras que los materiales blandos (Cartón, cortinas, etc.) las absorben perdiendo su efectividad.

BENEFICIOS DE USO:
1. Higiénicos: No producen olores porque no son productos químicos.
2. Limpios: Porque al disuadir la entrada a los animales no deseados, evitan la putrefacción de éstos una vez muertos, así como fuentes de infección y malos olores.
3. Ecológicos: Porque ahuyentan a los animales no deseados y no rompen la cadena biológica. No emiten gases ni producen residuos.
4. Eficaces: Porque solucionan los problemas de animales molestos y previenen su aparición.
5. Cómodos: Protegen las 24 horas del día, los 365 días del año.
6. Rentables: No necesitan recambios ni mantenimiento.
7. Probados: Porque intervienen entomólogos en el desarrollo de los productos y son probados en reconocidos laboratorios independientes.